La ancestralidad de los indígenas del Amazonas en riesgo, la cara oculta de la deforestación.

Detrás de la deforestación hay más que hábitats destruidos. Hay consecuencias ambientales e impactos negativos en la fauna y flora, procesos inapropiados de reforestación y siembra de especies no nativas que afectan los suelos y todo el equilibrio ambiental, degradación de los espacios de comunidades vulnerables y rupturas en las relaciones sociales y culturales de estos grupos con la naturaleza, y muchas otras problemáticas que vienen directamente de la destrucción de un espacio vivo.

 

Los bosques y la naturaleza son territorios de vida y las comunidades indígenas las entienden como tal. En esta nueva entrada te contamos las costumbres, historias y relaciones que se ven destruidas y afectadas cuando una zona es deforestada, y cómo además de ser una problemática ambiental, podemos ver que puede llegar a convertirse en un problema social. Quédate y descubre todo lo que hay detrás de la deforestación extensiva.

 

Saving the Amazon y comunidades indígenas
Las comunidades indígenas han construido un arraigo tan fuerte con la naturaleza que le atribuyen su origen a la selva Amazónica.

 

 

La Amazonía está en su mayoría habitado y protegido por cientos de comunidades indígenas. Se estima que incluso hay varias con las que aún no hemos tenido contacto. Todos estos territorios son espacios de vida y de historias que construyen la cosmología de estas comunidades quienes tienen una relación directa con la naturaleza. Más allá de la protección del territorio que conlleva la presencia de los indígenas en estos espacios, necesitamos comprender la situación desde sus zapatos y entender la selva más allá del increíble ecosistema que es. Debemos intentar verla bajo los mismos ojos de las comunidades, como un entorno vivo que es parte de nuestra historia y por esto mismo, de nuestra identidad como seres humanos. 

Revisando la información de la deforestación en Colombia en los últimos 30 años, nos dimos cuenta que los espacios autónomos y los protegidos del país, como lo son las áreas de resguardos indígenas y los parques naturales respectivamente, aportan más de la mitad de las cifras en deforestación del territorio. Estos espacios están protegidos por la riqueza ecosistémica que guardan y por la importancia cultural y abundancia ancestral que tienen para la comunidades que los habitan y para el mundo. Pero realmente enfrentan las tasas más altas de impacto ambiental y social. El problema radica en que en estos espacios se pierde mucho más que biodiversidad, siendo la deforestación un problema transversal que involucra la esfera ambiental, social y política.

* Resultados de monitoreo de deforestación. IDEAM, 2018.

Esto están perdiendo los indígenas.

Las comunidades del Vaupés con las que trabajamos y muchas otras familias indígenas que viven en diferentes partes de la selva entienden a los animales, peces y árboles como sabedores con quienes pueden comunicarse. Los sabedores toman la fuerza y la ayuda para poder utilizar su conocimiento ancestral de los lugares que están dentro de la selva. Para las comunidades indígenas todo el territorio es vida, para la gente de afuera, como les dicen a los que no pertenecen a la selva, el territorio es un recurso que puede ser explotado y por eso mismo se violenta y se deforesta sin pensar en el impacto y las consecuencias que tienen en la identidad cultural.

Las aves, los peces, cualquier animal de la selva son para los indígenas gente que los sabedores pueden ver y con quienes pueden comunicarse.

 

¿Pero por qué estas relaciones con la naturaleza son tan importantes? ¿Qué están perdiendo realmente?

 

Imagina que llegas de trabajar y tu casa está invadida por personas que no conoces y todas tus cosas, las fotografías de tu familia, los recuerdos de tu vida están siendo destruidos. Todos estos elementos son parte de nuestra historia, y si bien se limitan a ser en su mayoría solo objetos materiales, han adquirido un valor mucho más significativo, hasta el punto de formar nuestra identidad.

Eso es lo que pierden las familias indígenas, pierden mucho más que los recursos naturales que les permiten llevar una vida sostenible, pierden su identidad. Llevándolos a un desarraigo de su territorio, de todo aquello que llaman su hogar y que ha construido su cultura.

Cuando un lugar sagrado es atacado, las relaciones que tienen las comunidades con este espacio y con su historia se ven fuertemente afectadas. Aquellos seres que reconocen en cada elemento de la selva sufre y así mismo sufren ellos.

Dentro de este territorio hay lugares que son sagrados. Lugares que hacen parte del recorrido de origen de la vida que hacen los Yoamarã (historiadores de las comunidades) o de los espacios que les dan la fuerza a las comunidades para los rezos que componen su sistema tradicional de salud. ¿Qué pasa si destruimos un lugar que le da fuerza a una comunidad para vivir saludablemente? Muchos indígenas hablan de la perdida de la alegría, la propagación de enfermedades en sus comunidades, e incluso de muertes. Para ellos son espacios protegidos, tanto, que no se puede quemar para hacer la chagra, ni cazar. Reconocer estos espacios es también reconocer la identidad y diversidad del mundo, es comprender las diferencias y entendernos como parte de un mundo más grande en el cual todos tenemos la posibilidad de existir en libertad.

Muchas áreas sagradas están siendo violentadas. Espacios que las comunidades protegen a tal punto que se prohíbe pisarlos o mirarlos ahora están siendo destruidos por retroexcavadoras e incendios que además alteran los ecosistemas aledaños.

Las comunidades entienden la relación de cada sujeto que compone su ecosistema, entienden la vida y lo sagrado en una piedra, un árbol, en los ríos, animales y plantas. Mientras que nosotros muchas veces vemos, como ellos mismos lo dicen, recursos que pueden ser explotados.

Por esa misma razón, y por esa forma de entender la naturaleza por parte del mundo occidental, estos espacios sagrados están en un riesgo de extinción cada vez más alto y las precarias condiciones que enfrentan las personas en la selva y los territorios por los procesos de deforestación masiva, están llevando lentamente a un riesgo de exterminio a las mismas comunidades.

Es importante resaltar que además de enfrentarse al fenómeno de la deforestación, las familias indígenas día a día deben combatir contra otra serie de obstáculos. Problemáticas como la minería, el contacto con enfermedades que traen los colonos a la selva, son solo unos cuantos de los problemas que se suman a la tala excesiva de árboles y a la destrucción del ecosistema.

Soluciones frente a la deforestación.

El proceso de deforestación debe entenderse más allá del aprovechamiento maderable que pueda salir del mismo. Comprender las diferentes causas nos permite también proponer soluciones que impacten más allá de la reforestación y reconstrucción ambiental.

 

En términos generales, la relación entre el desarrollo integral de las comunidades indígenas y la salud ecosistémica de los bosques que habitan, debe ir encaminada a la construcción activa de garantías que aseguren la protección de estos espacios -entendidos como espacios ambientales y socioculturales- y el desarrollo sostenible basado en la conservación de uno de los ecosistemas indispensables para el equilibrio de la crisis climática.

Un fenómeno como la deforestación, que en muchos casos prospera por la ausencia de la vigilancia sobre los recursos por parte de las autoridades competentes y que va más allá del aprovechamiento maderable, es la evidencia de la necesidad de un llamado a lograr un consenso social sobre la protección de los recursos forestales de Colombia y del mundo y sobre la generación de una consciencia sobre los espacios sagrados. 

Leer también: Deforestación en Colombia, un llamado a la protección de nuestros ecosistemas.

En Saving The Amazon nos preocupamos por cuidar la selva de manera integral y por entender las necesidades de las comunidades y del ecosistema para generar una impacto positivo en el medio ambiente a largo plazo. Para que así, tanto las comunidades como el mundo, puedan beneficiarse de las bondades de la selva, permitiendo que futuras generaciones también puedan ver los frutos del compromiso que tenemos con este ecosistema y sus comunidades.

 Informar para tener una postura crítica frente a estas situaciones es esencial para construir un mejor futuro, te invitamos a compartir esta información para crear conciencia sobre todo lo que perdemos cuando deforestamos la selva Amazónica. 

¿Sabías que puedes adoptar un árbol y transformar la vida de las comunidades indígenas?
Haz clic aquí y conoce más

Dejar un comentario

Gracias por salvar el Amazonas

Tu contribución nos ayuda a:

  • 1. Luchar contra la pobreza.
  • 2. Revertir la crisis climática.
  • 3. Apoyar las comunidades indigenas.
  • 4. Proteger la biodiversidad.
  • 5. Proteger el agua.
  • 6. Conservar la Amazonía

Gracias por salvar el Amazonas

Puedes pagar con payu latam