Liderazgo Ambiental: una práctica imprescindible

Autora: Isabella Celis Campos

Desde hace algunos años la importancia del liderazgo ambiental ha tomado un peso nunca antes inusitado, cada vez son más las personas que defienden, movilizan y se hacen escuchar por  realidades más justas social y ambientalmente. Pues en el mundo actual – tan complejo, intrincado e hiperproductivo – los desafíos ambientales piden a gritos ser escuchados en todos los sectores poblacionales donde, desde muy distintas orillas y enfoques, se trabaja por diversos propósitos: desde mejorar  la calidad y las condiciones de vida, proteger y defender los territorios de su destrucción, visibilizar las diversas problemáticas globales, regionales y locales, ejercer presión sobre autoridades y gobernantes, educar y desarrollar proyectos pedagógicos con un enfoque medioambiental,  empoderar a las comunidades y muchísimos más.

Liderazgo ambiental

La lista es inacabable pues no existen problemáticas únicas así como tampoco existen  modos únicos, rigurosos y establecidos de ejercer liderazgo ambiental, este es más bien un accionar flexible, diverso, que se amolda a cada contexto y que se basa y se nutre de las visiones de vida de cada comunidad. En este sentido, es primordial entender que el liderazgo es diverso, ese es su principal atributo y que comprender, escuchar, aceptar y validar las visiones de todos los individuos y reconocer sus luchas, sentidos de existencia y prioridades que encuentran en el liderazgo un espacio eficiente para crear agenda, es fundamental.    

De este modo, el liderazgo se entiende como un conjunto de acciones dirigidas a mejorar algún aspecto que es vital para el contexto en el que se trabaja. Es entonces una utilidad social que busca compromiso y co-responsabilidad para avanzar en un tema o problemática específica y que es construido alrededor de intereses comunes y no individuales buscando proporcionar bienestar y calidad de vida. Estas últimas, como se mencionó anteriormente, varían dependiendo el contexto, pues hacen parte del modo de vida  (pensamiento, acciones, actividades, intereses, sentido de la vida) que es único para cada individuo. Por ejemplo, el modo de vida de una citadino diverge enormemente del de un indígena en la cuenca amazónica o del de un campesino en los andes. Asimismo, sus nociones de bienestar y  sus intereses para movilizarse por causas vitales también distan.

Acciones medioambientales
Ahora bien,  del poco interés por entender las distintas visiones es que, en parte,  vivimos con diversos problemas socio-ambientales.  Solo hasta hace unos años empezamos a ponerle atención a los discursos que divergen del nuestro y estamos entendiendo que el mundo es finito como sus recursos, que el crecimiento económico – como lo conocemos actualmente –  también es limitado y que depende sustancialmente de los recursos naturales que ya se están acabando debido a la alta tasa  de extracción siendo mucho mayor a la de reposición.
De esta gran problemática y los múltiples asuntos que se derivan de ella es que el liderazgo ambiental actual procede y por la misma razón es tan pertinente conocerlo y apoyarlo. A través de él se defiende la vida  del medio ambiente y se hace agenda frente a los principales problemas actuales como la deforestación, el cambio climático, los ciclos de producción, la de emisiones de GEI, la extinción masiva de especies, el cambio de ecosistemas,  entre otros. También busca principios de igualdad y equidad, es un liderazgo social que entiende el entorno natural y medioambiental como base y fundamento  de la vida humana y social. Sin las condiciones ambientales propicias la vida humana y social se debilita, como ya lo estamos empezando a ver. Lastimosamente son las comunidades más frágiles y distantes las que sufren sus efectos devastadores como los pueblos indígenas, las comunidades rurales como campesinos  y las mujeres y niñas que, según el PNUD (programa de las Naciones Unidas para el desarrollo), están más expuestas a los impactos de la crisis climática y de violencia sistémica y estructural.

A través del liderazgo ambiental se defiende la vida  del medio ambiente y se hace agenda frente a los principales problemas actuales que enfrenta el planeta.

También, a través del liderazgo se tejen redes comunitarias de reconocimiento, apoyo, unión y educación transdisciplinarias que involucran al otro y lo hacen partícipe. Se construye a través de relaciones de igual a igual que permiten empoderamiento social y diálogo donde se transforman y nutren los modos de pensamiento. Además, ayuda a visibilizar las diversas problemáticas y elevar la escala de prioridades a nivel local, regional y global. Es así como, en muchos casos, se contribuye a generar gobernanza ambiental democrática pues incluye a todas las facciones alrededor de los asuntos y problemas y también actúa desde la defensa jurídica y la participación política.
Maloca Saving The Amazon

Con todo esto, vale la pena preguntarse porqué hay personas que deben dedicarse a defender algo que fundamental y constitucionalmente se nos debería procurar a todos. Aunque para cada región las situaciones son muy específicas y por lo tanto sus causas y consecuencias, sí se puede hablar de unos patrones a una escala global. Por un lado, el modo de pensamiento que se empezó a gestar desde la Modernidad ha tenido un enfoque  casi exclusivamente productivo y económicamente eficaz. En este sentido, las prioridades de los gobiernos e instituciones no se han enfocado en el apoyo integral ni en el fomento y  preservación de la diversidad natural y cultural que se refleja en distintos ámbitos, como en la escasa presencia estatal integral en los territorios periféricos y rurales o en la inadecuada implementación de normativas que fallan en acoger  y proteger a las minorías y los grupos sociales periféricos. 

 

Liderazgo ambiental en la primera línea

Una de las formas de liderazgo y defensa ambiental menos escuchadas, a las que se les presta poca atención y una de las más peligrosas y letales es la de los líderes de la primera línea: aquellas personas que desde los territorios y tierras buscan defenderlos y preservarlos. Ellos son el escudo más directo en contra de actividades perjudiciales para las poblaciones y comunidades aledañas y para el medio ambiente y se las juegan para no ceder al acaparamiento de tierras y al control territorial  por parte de distintos actores que en muchas ocasiones pasan por encima de las comunidades vulnerando y violando sus derechos, acabando y degradando territorios vírgenes vitales para la regulación climática y la preservación de la biodiversidad. 

deforestación en el amazonas

Los  proyectos que  más se ven involucrados en esta situación a nivel global hacen parte de las industrias de hidrocarburos, la minería, la agroindustria o agricultura extensiva, la ganadería y los proyectos hidroeléctricos que no hacen una debida diligencia para estudiar integralmente el territorio y todas las facciones que allí convergen. Según Global Witness, una organización sin ánimos de lucro que estudia y les sigue los pasos a los líderes ambientales en todo el mundo, confirma que la gran mayoría de estos proyectos extractivistas son abalados y ejecutados sin tener en cuenta lo múltiples problemas y daños intrínsecos en los sistemas ambientales y sociales donde resultan afectados, desde lo simbólico hasta los más tangible, los grupos que se abastecen y viven en este.

Hay que entender que el territorio es más que el espacio donde se vive. El territorio, que en cada geografía es particular e inigualable, es un elemento fundamental para la creación de la  cultura, que también es singular. El territorio  define  las costumbres, las cosmovisiones, los propósitos  de existir y vivir. Se entiende entonces como un arraigo, un lugar donde las comunidades pueden echar raíz, crecer, habitar y construir su identidad. Así entonces, cambiar el uso de sus suelos, modificar el paisaje,  reemplazar los atributos geográficos, la fauna y la flora y  agregarles otros valores y fines, es también modificar la identidad de las poblaciones  que son directamente dependientes, desde lo espiritual hasta lo económico, de las tierras en las que habitan y sus cercanías.



Fuentes

Você sabia que pode adotar uma árvore e transformar a vida de comunidades indígenas?
Clique aqui aqui E saiba mais

1 comentário

  • Quiero ser voluntaria para resguardar el amazonas y luchar por el cambio climático

    Tania Martínez

Deixe um comentário

Obrigado por salvar a Amazônia

Sua contribuição nos ajuda a:

  • 1. Lutar contra a pobreza.
  • 2. Reverter a crise climática.
  • 3. Apoiar as comunidades indígenas.
  • 4. Proteger a biodiversidade.
  • 5. Proteger a água.
  • 6. Conservar a amazônia
Por favor espera que salgan los botones....!

Obrigado por salvar a Amazônia

Você pode pagar com PayU latam